about | site feed
Cafe Quijote |6.7.05| Enlace directo |
¿Un Café amigo Sancho? Bueno, pero que sea con mucho azúcar.
esta es otra de las fotos enviadas al maraton de caja madrid, que tampoco ha sido elegida.
Creo que se entiende, pero por si acaso. Representa a Don Quijote (la Cafetera) con su lanza y a Sancho: regordete, bajete, con las orejas de soplillo y con boina.

Canon PowerShot A95 | ISO 50 | f/4.9 | 1/50 | 23.4mm (117mm)

Etiquetas:

6 Comentarios:

A las 06 julio, 2005 01:35, Blogger Legabal ha dicho...

El fondo tan abigarrado impide que nos concentremos en estos dos hallazgos de escultura moderna. Habrían dado másjego sobre la tierra de la Mancha, con fondo de molinos o una puesta de sol.

 
A las 06 julio, 2005 09:58, Anonymous Anónimo ha dicho...

no me parece que esta foto sea de las mejores que tienes... no puedo decir lo mismo de tu comentario, que me parece muy bueno...
rocío.

 
A las 06 julio, 2005 14:44, Anonymous Antoine ha dicho...

Te falta haber puesto un azucarero y decir que es el tesoro de barataria XD...

No es de las mejores amigo Sancho...

Quizas si las mandas a una tienda de chinos te la ponen al lado de los acuarios de porcelana (Es una sugerencia...)

Todo esto sin acritud, que conste en acta.

 
A las 06 julio, 2005 15:46, Blogger fotodiario ha dicho...

gracias por vuestros comentarios. Aunque esta vez veo que no ha gustado nada :-) veo que teneis el mismo gusto que el jurado :-)
voy a probar suerte con lo de la tienda.
El origen de la foto, es que la tapa de la cafetera desde siempre me ha recordado al casco de Don Quijote. Y al ver el concurso de don Quijote, pues pensé en hacer esta foto.
No tendría que decir esto, pero para mas deshonra mia, deciros que me tiré muchas horas componiendo la foto.

 
A las 06 julio, 2005 16:56, Anonymous Antoine ha dicho...

¿Que es posible que tanta gente honrada diga que ésta no es bacía, sino yelmo?

 
A las 07 julio, 2005 00:12, Anonymous Anónimo ha dicho...

:)) jiji
sin comentarios jiji

Fdo: ramonorum jijiji

 

Publicar un comentario

<< Volver al fotodiario